Guacamola

¿Qué mejor plan de domingo que tomarse un buen desayuno en pijama? Te proponemos estas tostadas de guacamole casero con huevo poche, ricas y sobre todo fáciles de hacer. Te levantas tarde y abres la nevera, seguro que tienes estos ingredientes, toma nota:

  • Guacamole (aguacate, cebolla, pimiento, limón o lima, aceite de oliva)
  • Pan
  • Huevo

DSC07549

Es verdad que el guacamole ya hecho no está mal, pero no nos engañemos el casero está mucho mejor, es más sano y no cuesta nada hacerlo. Mezcla en la batidora un aguacate, un poco de cebolla, un limón pequeño exprimido y un chorrito de aceite de oliva. Nos gusta también añadir un poco de pimiento para darle el sabor del guacamole tradicional, si lo haces echa un trocito pequeño para que no sepa demasiado.

En cuanto al pan, se puede utilizar el que te guste, o tengas ese día en casa. Nosotros solemos hacerlo con pan de semillas.

El truco para que los huevos salgan en su punto es echarlos cuando el agua empieza a hervir y dejarlos cocer exactamente seis minutos (ponte la cuenta atrás en el móvil, si no seguro que te los comes duros).

IMG_20181021_181119

Finalmente, un poco de rúcula o canónigos, y sal y pimienta por encima.

Esto arregla cualquier domingo.

IMG_20181021_180618

 

 

 

 

Anuncios

Smoothies casi sanos

Tristemente decimos adiós al verano, pero no a las ganas de merendar. Batidora en mano y rebuscando en la nevera hemos probado estos tres ‘smoothies’ sanos, ricos y fresquitos. Los dos últimos requisitos los cumplimos; el primero, habría que preguntarle a Carlos Ríos.

Zumo verde Detox
¿Zumo verde? Lo que me faltaba.. eso no puede estar bueno… (Pensé yo) pero movida por la idea de que podía ser algo sano dije: venga, démosle una oportunidad.. y resultó que estaba bueno más allá del postureo Detox.
Escogí espinacas, manzana verde, kiwi, chorrito de limón, un par de rodajas de gengibre y oye .. nada mal.

Pudin de chía
Harta de ver este tipo de pudin por internet me lancé a ver lo que salía.. en parte por lo sana que es la chía y en parte por la fotogenia de este pudin dije … Vamos allá!
En mi caso eché leche normal pero puedes usar de almendras, de soja o la que te guste más y tener la chía en remojo unos 15 minutos, arriba un poquito de muesli y frutos rojos..

He de decir que bueno si estaba; ahora, era tan saciante que si me lo hubiera terminado no hubiera comido en un mes..😆. Veredicto: pruébalo cuando tengas bastante hambre

Batido de nueces, plátano y cacao
Vale, lo reconozco, queremos ser sanos pero el chocolate nos puede. Si también eres un adicto al chocolate, prueba con el cacao puro (el nuestro es de Mercadona), si es demasiado amargo para ti puedes echar chocolate en polvo, o incluso mitad y mitad. La receta no puede ser más fácil coge el papel y boli que voy a descubrir América.. una taza de leche y 1 cucharada de cacao en polvo, un plátano y nueces. Es algo muy sencillo, pero es una mezcla que no había hecho hasta ahora y está buenísima.

Formentera

Si estás planeando una escapada para este verano seguro que entre tus opciones está Formentera, y si no lo está deberías replanteártelo. Y es que en cuanto llegas a Formentera y comienzas a recorrerla en moto (en nuestro caso) te das cuenta que el paraíso no andaba tan lejos. La isla aunque es pequeñita y fácil de recorrer tiene demasiados sitios que merecen la pena y sería imposible enumerarlos todos. Aquí hay una lista de nuestros planes imprescindibles:

  • Conocer el verdadero azul en SES ILLETES:

Antes de ir a Ses Illetes tienes una idea preconcebida, pero cuando llegas te das cuenta que es aún más azul, más cristalina y más paradisiaca de lo que pensabas. Está claro que vas a encontrar muchísima gente, y también varios restaurantes, barcos y yates pero en el paraíso hay sitio para todos, al menos en Septiembre que es cuando la visitamos.

Si vas a Formentera y no vas a Ses Illetes es como si no hubieras ido, esas aguas azules hay que vivirlas.

  • Enamorarse en el FARO DE CAP DE BARBARIA:

Nosotros somos muy de faros, de hecho siempre que hay un faro vamos a visitarlo, y hemos de reconocer que este es especial. Lo que más lo caracteriza es donde está ubicado, empiezas el camino y ya comienzas a ver como aparece, hasta que llegas y ahí está, al final del camino.

Nos gustó tanto que hasta en tres ocasiones volvimos al faro, en nuestra defensa diremos que una fue con lluvia, otra con sol y otra al atardecer. Sólo teníamos un ATARDECER en la isla, y de entre todas las opciones, nosotros nos decidimos por ir al faro y aunque no hay atardecer feo, desde allí las vistas son alucinantes.

  • Hacer un alto en el camino en ES CALÓ DE SANT AGUSTÍ:

En dirección al Pilar de la Mola nos encontramos este pueblo, que bien merece un alto en el camino. Es un pueblo de pescadores en el que de repente te encuentras un una zona con muchos embarcaderos de madera que hace el lugar muy especial. Una vez más aguas azules, cristalinas y mucho relax.

  • Un día de buceo en CALÓ D’ES MORT:

Esta cala nos gustó muchísimo y aunque es bastante famosa no estaba muy agobiante para lo pequeña que es. Está rodeada de rocas, tiene algunos embarcaderos de madera típicos de la zona y el agua igual de increíble: cristalina y azul, es un buen sitio para hacer snorkel. Tanto nos gustó que fuimos dos veces, no decimos más.

Antes de llegar a la cala puedes encontrar el CHIRINGUITO BARTOLO. El chiringuito es auténtico y lleva allí toda la vida, no puedes encontrar mucha variedad en su carta pero tomarse un par de cañas y unos berberechos en un sitio tan mítico fue un acierto.

  • Conocer el FARO DEL PILAR DE LA MOLA:

De nuestro paso por la zona del Pilar de la Mola destacamos la visita obligada al faro, que no es tan famoso como el otro, quizá no tan bien ubicado, pero igual de bonito. También puede ser que a nosotros nos encanten todos los faros.

  • Dar un paseo por ES PUJOLS:

Es Pujols es bonito, pero quizá de los pueblos más turísticos. Tiene una calle llena de tiendas y un paseo hasta arriba de bares. La playa del paseo estaba bastante bien y tiene embarcaderos de madera, a partir de ahí puedes hacer rutas a pie con unas vistas preciosas.

  • Visitar la playa del MIGJORN y comer en el BLUE BAR:

El Blue Bar está en la playa del Migjorn y también lo recomendamos. Pasamos un buen rato visitando y haciendo fotos en sus alrededores.

El bar como su nombre indica es azul y la comida está muy buena. Pedimos una ensalada de gambas, tartar de salmón y raviolis de queso y nueces. El precio unos 25 euros por persona.

Nosotros fuimos a medio día pero tiene una zona de mesitas bajas para ver el atardecer.

  • Recorrer la isla en MOTO:

Sin duda alguna, para nosotros, la mejor manera de conocer la isla es en moto, puedes acceder a casi cualquier sitio a mayor velocidad de lo que harías con la bici (importante si vas sólo un fin de semana). Y la verdad que parte de la vidilla y la magia del viaje nos la dio la moto.

Poke Bowl

¿Aún no has probado los poke bowls? ¿Adoras el sushi y te gusta la ensalada? Entonces este post es para tí…

El verano pasado nuestros Instagrams se llenaron de estas fotogénicas y sanas ensaladas de pescado y ahora con este buen tiempo apetecen más que nunca.

La idea es una ensalada que cuenta con una base de arroz o quinoa; algo de proteína como salmón o atún crudo, también puedes ponerle gambitas o pollo (aunque con esto estaríamos desviándonos de la idea original); y añadirle tantos elementos “ensaladiles” como consideres (aguacate, maíz, cebolla, tomatitos cherry, pepino). También es común y le da un puntazo poner ingredientes japoneses como edamame o ensalada de wakamame.
Por último aderezamos con una salsa (luego os chivamos nuestras favoritas) y un toque de crujiente (sésamo, cebolla frita).

Nuestras salsas top para los poke son dos, soja y mostaza de Dijon o mayonesa y salsa picante! Le dan punto las dos!

El buen tiempo ya está aquí, no esperemos a que llegue el verano para probarlos!

Venecia

Venecia es un sueño, y eso lo sabe el que ha ido, el que está allí y el que sueña con ir. Pero que esta antigua y laberíntica ciudad enamora, no es nada nuevo. La plaza de San Marcos, el puente Rialto, Venecia sí o sí está en tu bucket list de viajes y es hora de tacharla de la lista. No te pierdas una lista de nuestros imprescindibles venecianos:

  • Picnic con vistas: encontrarás muchos restaurantes buenísimos pero os aseguramos que ninguno y con tanto encanto como montarte tu propio picnic junto al canal. Vistas de primera línea y alejados del bullicio, ¿qué más se puede pedir en Venecia?

Para comer en el canal puedes pillar un trozo de pizza o pasta para llevar, hay muchos donde elegir. Nosotros probamos Dal Moro’s Fresh Pasta to Go.

  • Paseo en Góndola: cuando vas a Venecia piensas siempre en montar en góndola, luego te dicen lo que vale y piensas … venga… hasta luego! Al final recapacitas y piensas que habrá que hacerlo alguna vez en la vida, aunque esa noche te toque cenar bocadillos…

Un paseo en góndola de unos 35 minutos cuesta unos 80 euros, la buena noticia es que pueden montar hasta 6 personas. Si vas en pareja siempre puedes unirte a otra pareja.

Y cuando finalmente te decides a montar, te das cuenta que merece la pena, para nosotros fue bastante mágico.

  • Librería Aqua Alta: una parada obligatoria (para nosotros) era ir a la librería Aqua Alta, donde compramos nuestra tradicional edición del principito, esta vez en italiano. La librería es increíble, pasarás un buen rato rebuscando entre sus libros y postales, observando las vistas y a su conocido gato.
  • Isla de Burano: si hay algo que aconsejamos 100% es visitar las islas de Venecia. Puedes visitar Murano, Burano y Torcello, y aunque no dudamos que todas merecerán la pena tuvimos que elegir por falta de tiempo. Por supuesto la elegida fue Burano, paraíso de casas de colores y canales, de cuento.

Paséate por sus calles y canales y juega a elegir en que casa vivirías.

  • Piérdete por los canales: por último, piérdete en Venecia, y esto seguro que te pasa aunque no quieras. Aléjate de los canales principales y zonas abarrotadas, hay muchos canales por donde pasear en calma. Pasea por este laberinto, disfrútalo, piérdete y vuélvete a encontrar.

Baby Shower

No hay nada mejor que una fiesta sorpresa, aunque he de reconocer que soy más fan de darlas que de recibirlas. Esta semana era el cumpleaños de una amiga que encima va a ser mami, así que no pudimos hacer otra cosa que organizar un buen sarao entre todas las amigas para celebrar ambos acontecimientos por todo lo alto. Cumpleaños y Baby Shower y porque no había más que celebrar, sino también.

Disfrutar de la fiesta es por descontado lo más divertido, pero también disfruto preparándola, sobre todo la decoración. Nosotras mismas nos encargamos de decorar una mesa dulce para la ocasión. Queríamos una decoración sencilla, en colores neutros y muy natural, y así de bonito quedó todo.

Compramos platos de cartón y servilletas a juego, unos cubiertos de usar y tirar en tonos cobre que iban a juego con las velas y los globos de la cumpleañera, y para el resto de la decoración rebuscamos entre nuestros mil cachivaches. No contábamos con mucho tiempo para elaborar dulces, así que solo hicimos la tarta de bizcocho y chocolate blanco, y le añadimos filipinos blancos, palmeritas, chuches, bolitas de chocolate, vamos todo muy rico y muy light.

Ya sabes, si tienes alguna fiesta a la vista anímate con la decoración!

Tarta de queso y frutos rojos

¿Qué tiene que tener una buena tarta?

Lo más importante de una tarta es que esté buenísima, y si encima es bonita pues para qué podemos pedir más.

Para todos los enamorados del cheesecake traemos una receta que os llevará muy poco tiempo y encima es tan sencilla que es difícil equivocarse.

Tarta de queso al horno con frutos rojos y miel, la combinación perfecta.

8 ingredientes y 8 pasos ….¡Vamos con la receta!

Ingredientes:

  • Tarrina de queso mascarpone (aprox. 350 gr), hemos elegido mascarpone, pero podéis hacerlo con cualquier queso en crema.
  • Cuatro huevos.
  • Nata liquida (aprox. 125 ml)
  • Sirope de agave (4 – 6 cucharadas soperas), o el azúcar o edulcorante que vosotros utilicéis. Si utilizáis azúcar serían unos 100 gr.
  • Harina de trigo (40 gr).
  • Galletas.
  • Mantequilla.
  • Frutos rojos.

Pasos:

  1. Engrasamos el molde con mantequilla.
  2. Precalentamos el horno a 200° C (por arriba y por abajo).
  3. Trituramos la galleta y la mezclamos con la mantequilla derretida. Y la colocamos como base de la tarta.
  4. En un bol mezclamos el resto de ingredientes: queso, nata, huevos, agave (azúcar) y harina. Batimos hasta que quede una mezcla uniforme.
  5. Vertimos la mezcla en el molde.
  6. Lo introducimos en el horno durante aproximadamente 40 minutos a 200° C.
  7. Cuando la saquemos y ya esté totalmente fría, podemos dejarla en la nevera.
  8. El último paso, dejar caer un chorrito de miel sobre la tarta y decorar con tus frutos rojos favoritos.

Et volià

Escapada a Milán

Seguro que si hay un propósito que está en todas nuestras listas para el 2019 es viajar un poquito más. Ahora que ya ha pasado la cuesta de enero seguro que consigues reservar unos días para hacer una escapada. Si dispones de poco tiempo te aconsejamos un fin de semana en Milán.

Quizá no sea la ciudad más bonita de Italia, y seguramente no sea la más típica, pero seguro que has soñado alguna vez con visitar el Duomo de Milán, o pasear por la Gallería Vittorio Emanuele.

Te dejamos unos tips para que no te pierdas lo mejor de lo mejor de la ciudad:

  • El tranvía: una de las cosas que más nos gustó y que desconocíamos de la ciudad es que tenía una red antigua de tranvía. La verdad que no hay nada que dé más encanto a una ciudad que un tranvía antiguo. Nosotros llegamos a usarlo casi más que el metro!
  • Pizzum: no sabemos de dónde salió el mito de que la pizza italiana no es buena, pero probablemente el que lo dijo no tuvo la suerte de encontrarse con la pizzería Pizzum. Aseguramos que es una de las mejores pizzas que hemos probado, y tuvimos que repetir antes de marcharnos. Lo mejor de todo, dimos con ella por casualidad.
  • Barrio de Navigli: no puedes perderte una tarde en el barrio Navigli, es el barrio de los canales. Sí! Has oído bien! Milán también tiene canales! Además, es uno de los barrios con más rollo de la ciudad. Encontrarás librerías, discos de segunda mano, y sobre todo terracitas de bares donde tomar un Spritz.

Y es que si hay un ritual que no puedes perderte es el del Spritz con el aperitivi. Cuando lleguen las seis y media o siete de la tarde deja lo que estés haciendo que llega la hora del Spritz. Nuestro favorito, el de Aperol. Y el “aperitivo” al que te “invitan” buenísimo.

  • Cioccolati Italiani: Si eres fan del helado (aunque sea invierno) no puedes perderte el buenísimo gelato del Cioccolati Italiani de la Gallería Vittorio Emanuele. Lo de helado es un decir, porque aquí cogen un cucurucho y echan dentro todo lo que quepa y más! Prepárate porque es una gochez!
  • Bar Luce: y a final de la lista la guinda del pastel! Tanto si eres fan de Wes Anderson y todo su mundo, como si no, disfrutarás de esta maravillosa cafetería diseñada por el director. Entrarás y creerás que eres Margot Tenenbaum en una escena de película. Hasta ir al baño es bonito en este bar. No te lo pierdas!